Servicios de salud de Concepción, habrían sacado de lista de espera oficial a más de 50.000 personas, para alcanzar metas y cobrar bonos. Todo esto bajo la protección de redes politicas locales y nacionales, interesadas en ocultar este escándalo.