La encuestadora y el medio electrónico, han incurrido en fallos profesionales impresentables, que afectan la imagen del candidato del Partido Republicano.