¡Qué desilusión comprobar que una vez más la DC se allana a dejarse seducir!


Los adolescentes repiten una y otra vez sus errores, hasta que logran salir de ellos, y así van alcanzando, poco a poco, la madurez. Y, por su parte, los adultos plantean una y otra vez sus convicciones, hasta que logran convencer a los adolescentes de la eficacia de sus posturas.

Siga leyendo en el siguiente link:

https://www.elmercurio.com/blogs/2019/10/16/73289/PC-y-DC-otra-vez-juntos.aspx