Solo en Chile se puede dar la paradoja de ver a izquierdistas destrozando una empresa estatal, para protestar, contra el resultado de políticas de izquierda…