Antonio Arroyo nos estrega su comentario sobre el proceso de insurrección civil y de revolución anarco-comunista que se tiene de facto tomada la ciudad.