No es lo mismo apoyar políticamente a un presidente, que apoyarlo republicanamente.