Más que preguntarnos si queremos cambiar la Constitución, la pregunta debe ser si es necesario hacerlo y si los problemas y demandas sociales de Chile se resuelven cambiando ese instrumento.

La Constitución Política de la República de Chile está en riesgo. Distintos actores políticos han recurrido a la “calle” o a encuestas de dudosa legitimidad para justificar al unísono que lo que Chile busca es un cambio constitucional. Los más osados se arrogan el derecho a imponernos la Asamblea Constituyente como único mecanismo para resolver ese desafío.

Siga leyendo en el siguiente link:

https://ellibero.cl/opinion/jose-antonio-kast-defendamos-la-constitucion/