¿Una buena medida o actuaciones anti-democráticas?