Axel Kaiser explica por qué si seguimos el camino de la Asamblea Constituyente, que es el que proponen algunos, en lugar de hacer reformas bien pensadas, responsables, dentro de lo que la misma Constitución permite, vamos a ver que la situación actual del país no solo no mejorará sino que empeorará dramaticamente. Kaiser señala que «Le daremos una señal al mundo de que no somos un país serio, porque los países serios no cambian sus constituciones de la noche a la mañana, no se deshacen de ella. No tienen constituciones desechables.»