Anuncios

Home América Latina ¡No hay más plata, ESTÚPIDOS!

¡No hay más plata, ESTÚPIDOS!

¡No hay más plata, ESTÚPIDOS!

Cuando a James Carville se le ocurrió escribir en una pizarra las 4 ideas importantes en la campaña electoral de Clinton, no se imaginó que su frase «The Economy, Stupid» lo iba a hacer famoso. La novedad de la frase era la palabra «Stupid». ¿Cual era la gracia de esa frase? Que se refería a un hecho evidente, que estaba frente a las narices de todos, pero las personas eran tan estúpidas que no se daban cuenta de lo evidente: la campaña debía enfocarse hacia el peligro de recesión en que estaba Estados Unidos en esos días.

¡Estúpido! ¿Como diablos no te das cuenta? Esa era la novedad de la frase, algo que estaba allí enfrente de todos pero nadie se había dado cuenta.

Es lo que ocurre ahora con muchos anuncios del presidente y diferentes políticos que ofrecen, más y más beneficios como si Chile estuviese recibiendo los ingresos de Noruega, se trata de un engaño muy burdo, porque el gobierno no tiene ni tendrá a futuro, siquiera una fracción de los recursos que se necesitan para cumplir con esas absurdas promesas. Esto nos lleva nuevamente a mirar el pasado

Cuando Salvador Allende fue electo, una de sus primera medidas fue firmar un acta de acuerdo con la Central Única de Trabajadores que comprendía un aumento del 66.7% del salario mínimo, junto con importantes aumentos de los empleados públicos y en particular a los profesores. También creó las «comisiones tripartitas» para fijar los salarios, que serían decididos en conjunto por el gobierno, la CUT y los empresarios, subió las jubilaciones y aseguró la inamovilidad, esta curiosa acta de acuerdo se puede revisar aquí.

Al momento de tener que pagar todo eso, el creativo ministro de economía, Sr. Vuskovic y el no muy instruido ministro de hacienda, Sr. Zorrilla (que era obrero tipográfico y obtuvo el ministerio por haber sido tesorero del Parido Comunista) resolvieron el problema de financiamiento fiscal por el simple expediente de imprimir más billetes. De las empresas privadas, donde los sueldos empezaron a ser fijados por comisiones tripartitas, solo sobrevivieron las más grandes, las pequeñas se vieron obligadas a cerrar o a pasar a la clandestinidad.

Esa inyección de efectivo tuvo un efecto poderoso en la economía estancada y el crecimiento se disparó en 1971, personas que jamás lo habían soñado, ahora tenían dinero para comprarse un televisor o una Citroneta y la Unidad Popular mostraba esta prosperidad con gran orgullo. Pero esto duró muy poco, porque luego de unos meses no habían televisores ni Citronetas y la gente miraba sus montones de billetes sin tener que hacer con ellos.

Obviamente que escaló la inflación así es que cada día los billetes valían menos, la gente que tuvo la pésima idea de ahorrar sus nuevos ingresos vieron como se evaporaban de una momento a la otro. Y no solo las Citronetas escaseaban, empezó a desaparecer todo, porque como los billetes no valían nada la gente empezó a acumular cosas. A comienzos de 1973 ya no había nada que comprar, había comenzado el racionamiento y yo ví como mi mamá -fumadora empedernida- coleccionaba colillas y las fumaba en la pipa de mi padre, era trágico pero también bastante cómico. El resto es historia.

Hoy igual que ayer, tenemos una economía estancada y los políticos incapaces de pensar en las consecuencias de su estupidez compiten en el juego de «quien ofrece más». El gobierno ofrece complementar todos los sueldos mínimos con subsidios para que nadie gane menos de 625 dólares al mes ¡genial idea! En adelante todos los sueldos alrededor de las 600 dólares bajarán al mínimo, total «el gobierno» -o sea nosotros los giles- pagamos la diferencia. Una subnormal ofreció aumentar la «pensión mínima solidaria» -de los que nunca han ahorrado un peso en su vida- tal como lo hizo Allende a principios de su gobierno. Cuando le han dicho que eso es infinanciable ella contestó muy suelta de cuerpo «es un problema humano, no matemático»

¡Es un problema matemático, estúpida! Cuando quieres algo que no puedes financiar de ninguna manera lo que estás ofreciendo es un viaje a la luna a costo cero en un Rolls Royce ¡absurdo, inútil, imposible!. Mientras existan idiotas que crean que lo imposible es posible los odiados políticos seguirán teniendo clientes para engañar. Y serán engañados una y otra y otra y otra vez.

¿Por qué digo que no se puede financiar más gasto de ninguna manera? Es muy simple de entender, porque hace como veinte años que se congeló la inversión extranjera y se dejó de crear riqueza. Entonces pueden imprimir todos los billetes que quieran, pueden endeudar el país hasta el cuello pero si empiezan a repartir billetes sin que se cree riqueza, esos billetes no van a valer nada. ¿Como no van a haber aprendido nada de la Unidad Popular, de Venezuela, de Cuba? No solo vamos a ser igual de pobres sino que vamos a ser más pobres cada día, hasta llegar a la miseria de Cuba o cualquiera de esos países, a eso nos están llevando estos carajos con sus promesas vacías.

Los únicos que no serán más pobres son los políticos -solo fíjense como han vivido los Castro en Cuba o en el tren de vida que llevaba de Evo Morales- ellos se ríen en la cara de los tontos útiles que les creen y votan por ellos una y otra vez. ¿Han visto a los alcaldes Jadue o Sharp, que con sus ocho millones mensuales son seguidos por una corte de parásitos gritones y tontos útiles que los aplauden? Ellos si que están ganando, son los únicos que se benefician.

Ningún político ni funcionario público debería recibir en total más de 8.000 dólares al mes (5 millones de pesos), ese es el sueldo máximo que puede pagar el país a sus funcionarios y es lo que ganan en otros países similares, ¡algunos ganan mucho menos!. ¿Que tienen gastos de viaje y alojamiento? Perfecto, que los pague una oficina de Tesorería General de la República. Ni un solo lujo, pasajes en clase turista arriendo lo más frugal posible, como se hace en los países decentes.

¿Se acuerdan del político ese ridículo como pulga inflada? Bueno, cuando dijo que «por dignidad» el no iba a dejar de darse ciertos lujos, nos dio una bofetada en la cara a cada uno de los chilenos que financiamos sus gustos de piojo resucitado. Eso si que me pone furioso, a mi y a cualquiera que tenga sangre en las venas.

La forma en que estos sinvergüenzas se han ido llenando de increíbles privilegios ya nadie la soporta, esa es la verdadera desigualdad que enfurece a cualquiera, no la del que ha ganado una fortuna trabajando sino la desigualdad del privilegio de un infeliz, un pobre diablo metido a la política..

No hay más plata, ¡ESTÚPIDOS! 
Los que todavía le creen al gobierno, los que le creen a los subnormales hermanos Ossandón, los que le creen a los zorrones de Evópoli, manga de inútiles que jamás le han ganado a nadie y por supuesto los que le creen a cualquiera de los imbéciles de la izquierda: Vidal, Jadue, Boric, Jackson y demás ratones de cola pelada, a todos ellos les digo ¡despierten giles!

Ellos son los únicos que están ganando con su estupidez, vendiéndoles sueños imposibles. Nadie les va a dar buenas pensiones si no han ahorrado mucha plata durante toda su vida porque la riqueza no crece de los árboles, nadie les va a dar nada, los bonos y regalos para comprar votos alcanzaron su tope, todo lo que les pueden ofrecer de ahora en adelante son billetes de «La Gran Capital», papelitos que no valen nada y si les siguen creyendo a estos ladrones y sinvergüenzas se morirán siendo los mismos pobres diablos de siempre, mucho más arruinados de lo que eran antes cuando «los explotaban». Solo miren a Venezuela, miren a Cuba ¡no hay más plata, ESTÚPIDOS!

Ni siquiera he dado un vistazo a las discusiones del presupuesto 2020, el de este año creo que son más de 70 mil millones de dólares en un país que solo produce incendios y destrozos donde nadie en su sano juicio quiere invertir su capital ¿De donde creen que va a salir la plata? ¿Son idiotas o qué? La guinda de la torta fue el acuerdo para «cambiar la Constitución». ¿Alguien es tan bruto como para creer que no se han apoderado del mecanismo y ya lo tienen perfectamente redactado y arregldo para seguir forrándose a costillas de nosotros. Acuérdense de mi, una vez más los cagaron, por idiotas e ignorantes, incapaces de entender que

¡No hay más plata, ESTÚPIDOS!

Fuente: https://blog-de-maximo.blogspot.com/2019/11/la-fama-es-efimera.html

A %d blogueros les gusta esto: