Home América Latina Ilusos Cómplices de la Tragedia

Ilusos Cómplices de la Tragedia

Ilusos Cómplices de la Tragedia

Osvaldo Rivera Riffo


«Donde funciona un televisor, seguro que hay alguien que no está leyendo»
John Irving


Cualquier chileno que se informe básicamente por Redes Sociales, (única herramienta libre en la que se puede confiar, ya que los medios tradicionales que se han demostrado al servicio de intereses políticos ideológicamente reñidos con la libertad de expresión y que ha hecho de la mentira su razón de ser, no son confiables),  se habrá enterado de las inusitadas declaraciones de cuatro ministros del actual gobierno.

Partamos por el Ministro de la Vivienda y Urbanismo. Él ya proclamó que desde hace bastante tiempo se ha referido, una y diez veces, a la Plaza Baquedano como Plaza de la Dignidad.

Su falta de respeto con la historia .Su prepotencia sujeta del modesto hilo de su ignorancia. Su arrogancia para suponer que por el sólo imperio de su pobre criterio el país completo, es decir 17.750.000 chilenos comulgaríamos con ruedas de carreta, porque una masa vociferante de 750.000 así lo pide…masa que ha puesto en vilo al gobierno y que Monckeberg corre a servir.

Su falta de convicciones, ideas, principios y valores es la marca que caracteriza a muchos de su sector. Ahí los tienen, arrinconados y de rodillas ante la izquierda que, maquiavélicamente, les ha hecho comer el estiércol de sus propias indefiniciones.

Querer borrar la historia de una de las gestas heroicas más nobles y ejemplo de la valentía con que defendimos nuestro honor y nuestra soberanía en la famosa Guerra del Pacifico, no sólo es una afrenta a los soldados que murieron defendiendo nuestra integridad territorial. Es también una afrenta a generaciones completas que estudiamos y valoramos el ejemplo de Baquedano, Prat, Serrano, Cruz, Linch y cientos más que cruzan con sus nombres el abecedario de la A a la Z de las glorias de nuestro Ejército y de miles de voluntarios que dejando seres queridos y pertenencias materiales, entregaron su vida por la de sus antepasados, señor ministro, y por la suya de hoy que con desparpajo y desprecio los pretende ignorar, por el mezquino precio de un par de monedas de plata.

Confío en que su ignorancia no llegará a tanto como para no saber con quién lo comparo.

Vaya todo lo anterior para cualquier autoridad que pretenda tan sólo poner en tabla una aberración histórica como la planteada por Monckeberg. De ser así que Dios los pille confesados, porque la historia finalmente los descubrirá en toda su miseria.

En la línea anterior, se inscribe también la vocera del feminismo nacional: la Ministra Isabel Pla y aquí me detengo con una reflexión proveniente del gran filósofo Platón, a quien le recomiendo que lea. Como pista para su búsqueda; es griego y muy antiguo.

«Las ideas son, por un lado, el modelo y la forma o esencia de las cosas materiales; por otro lado son el fundamento de los conceptos mediante los cuales conocemos la realidad y nos permite ordenar el mundo en su dimensión lógica y científica»

Como sé que esto le será difícil de entender, se lo explicare en fácil:

SI Ud. tuviese claras estas referencias filosóficas, podría evitarse todo su enredo conceptual y lograría incluso el respeto de quienes dice defender. Entienda: el Gato nunca llegará a ser “Gate”

Sigamos ahora con la Greta chilena, algo ya mayorcita pero no por eso carente de esa inocente maldad que la original suele transmitir. Sin más, la ministro de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, ha llamado a movilizaciones sociales para hacer presión por el cambio climático.

¿Seriamente pensará que llamando a desfilar por las calles cambiará la forma de moverse de los vientos alisios; el rey sol cambiará sus ciclos de temperatura; la dinámica de los glaciares detendrá su movimiento; los árboles de hoja caduca se transformaran en de hoja perenne; las lluvias caerán como aguaceros en el Sahara o Atacama; los aviones agitarán las alas para no usar combustible y ella, como ejemplo onírico, comerá sólo frutos del bosque para evitar el cultivo degradante de la tierra?

¿Vivirá la Sra. Schmidt en Babia, que nunca se enteró de lo que significan las movilizaciones masivas por peticiones que han resultado ser pantallas de un Golpe de Estado encubierto, o los primeros pasos para una guerra civil hibrida?

Ahí la tienen en la Cop25, hablando sandeces y repitiendo como un mantra el discurso políticamente correcto ideado por la izquierda internacional y que no hace más que reflejar su total ignorancia sobre el mal llamado cambio climático.

En resumen, una colección de ministros del actual gobierno cuyo denominador común es la ignorancia patológica y/o el oportunismo descarado.

Dejé para el final al señor Ribera, dueño de la Universidad Autónoma, que oficia hoy de Canciller mientras sus parientes le administran “el boliche”.

A él le ha sido imposible comprender la injerencia de Venezuela y Cuba en el ataque artero que afecta a nuestro país. Como canciller no ha ejercido acciones concretas contra la intervención extranjera y se empeña en predicar, en cuanto foro asiste, que somos víctimas de la violencia provocada por los narcos y la delincuencia. Quiere convencer al mundo que 750.000 vociferantes que salieron a marchar y a destruir Chile, son sólo delincuentes comunes, espontáneos y sin organización previa.  Toda la información de las declaraciones de Maduro, de Florencia Lagos, del Foro de Sao Pablo, etc. etc. el señor Canciller las ignora.

Este es el país que nos quieren mostrar, dando una falsa sensación de tranquilidad y de que aquí no pasa nada.

Entretanto, el Presidente juega y canta con niños de un jardín infantil. Seguro que ninguno de aquellos en que los niñitos enseñados por sus parvularias gritan: «Piñera entiende, Chile no se vende…»

Pero él, feliz parece cantar: «arroz con leche me quiero casar, con este sí, con este no, con esta izquierdita me caso yo”.

«La falla de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes»
W.Churchil

A %d blogueros les gusta esto: