Osvaldo Rivera Riffo


«Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo.»
Abraham Lincoln, Presidente de los EEUU


El dicho venezolano que titula este artículo, acuñado también por otros columnistas, permite explicar con algo de humor dentro de la desgracia que estamos viviendo, la actitud del gobierno que como fantasma habita en La Moneda.

Viernes 3 de Enero: nuevamente la izquierda y los terroristas se toman las calles, saquean edificios, queman autos, atacan a carabineros y prenden fuego a su Iglesia Institucional San Francisco de Borja.

Los gritos desesperados de los habitantes de las torres aledañas claman ayuda y protección, sin encontrar respuesta alguna. Los carabineros, armados sólo con bombas lacrimógenas de mano y escudos que le blindan la parte superior del cuerpo reciben heridas en manos y piernas, dando orden de replegarse, porque son superados en número y poder de fuego por las turbas organizadas.

El País clama por orden e imposición del Estado de Derecho, sin embargo el silencio impera en palacio. En tanto la izquierda del Parlamento acusa constitucionalmente al Intendente y como hay que seguir acorralando al gobierno, parió la abuela, y cuatro ministros son interpelados.

Y nuevamente se reitera el sabio dicho ya mencionado, «como éramos muchos parió la abuela» Pues bien, durante el lunes 6 y martes 7 por primera vez en la historia, producto de la violencia casi 50 mil alumnos no pudieron rendir la PSU y 203 mil el examen de Historia. Increíble que un grupo de violentistas tenga secuestrado al gobierno impidiéndole el ejercicio de sus facultades. El Presidente y Blumel abandonaron sus deberes y han dejado al pueblo de Chile en manos de la acción ideológica y totalitaria de la izquierda.

Mi reflexión: ¿cuantos jóvenes que se prepararon con dedicación incluso con enormes sacrificios de sus padres, para alcanzar la anhelada meta de ingresar a la Universidad y destacarse por sus méritos en el conocimiento? ¿Cuánta frustración y desesperanza recorre hoy por suelo chileno?

Todo examen lleva implícito un natural stress. Recuerdo mis exámenes de grado en las carreras que estudie con éxito. Tenía claro que si no aprobaba a la primera mi futuro se dificultaba. Conozco amigos abogados que han sufrido largos insomnios pensando en su examen final. La dura prueba de reprobar y de volver a rendirlo no es tarea fácil y una tercera reprobación es el fin de toda expectativa.

Por eso la frustración de miles y miles de jóvenes que miran su futuro con incertidumbre no es menor. Una prueba por segunda vez, un segundo stress y nuevamente el temor a que unos desalmados le corten sus aspiraciones.

Cuando un pueblo joven no tiene aspiraciones envejece, se endurece, las esperanzas se esfuman, se diluye la fe y se crea el resentimiento, caldo de cultivo de quienes pretenden administrar la ignorancia.

La izquierda completa es responsable de esta tragedia de Chile y el gobierno su consueta.

Y como no podía faltar la guinda de la torta, el Presidente en su persistente afán por agradar a la izquierda intentando evitar su condena internacional, le dio orden al Ministro de Hacienda de aumentarle el presupuesto al INDH. ¡Más dinero para perseguir y mentir! Lo que se hubiese esperado era todo lo contrario, la disolución del organismo y la creación de una nueva entidad que actúe para defender los derechos de todos los chilenos, sin distinción, y no al servicio de ideologizadas organizaciones de fachada del socialismo mundial.

Pero hay más en este “drama del absurdo”: el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, visita al mandatario buscando el voto de Chile para su reelección en ese organismo inútil y formula declaraciones admirando el buen manejo del orden público y el esmero en cuidar el Estado de Derecho ejercido por el Presidente Piñera durante el «estallido social»

¡Aquí de verdad sí que parió la abuela!!!

¿Será posible en este ambiente garantizar una elección democrática, nada menos que para decidir la arquitectura jurídica de la Nación? Por cierto que no y ahí vamos camino seguro al despeñadero. Tal como las ratas y el flautista de Hamelín, maravilloso cuento alemán de los hermanos Grimm, que narra como el sonido del flautista se llevó los ratones al despeñadero.

En dicho cuento, en versión chilena, el flautista no supo qué hacer con las ratas, si barrerlas con todos los medios a su disposición o convocarlas junto a los borregos, como ha sido finalmente su decisión, comprando un Pacto por la Paz que cazurronamente le vendieron los guarenes astutos, nacidos en la cloaca de la corrupción y los capataces del odio y la mentira.

Embrujado, el flautista se ha dejado llevar también por los músicos de su orquesta instrumental, quienes desafinadamente dicen cumplir con el pacto y ahora arrancan de las ratas pidiéndoles a los borregos que ayuden a rechazarlas, ya que invadirán el territorio consumiéndolo todo.

Y nuevamente, como éramos muchos parió la abuela y surgió un joven corderito que llevado por el dulce sonido de la flauta mal interpretada, y bien inspirado –suponemos- compuso su propia versión, llamándola, “Rechace y luego modifique”.

¿Podrá esta melodía, un poco desafinada, ser corregida? Yo creo que sí. La composición puede ser una buena solución para exterminar los ratones, pero debe tener como ingrediente una mayor cantidad de notas en DO Mayor sostenido, que se puedan tararear sin descanso. Así no se olvida al compositor original y se interpreta la versión reconociendo la legitimidad de la obra. Los nuevos arreglos orquestales, serán de los músicos que la modernizan o adaptan a los nuevos sones.

Si es así entonces, ¿será posible zafarse de las ratas con un exterminio total? Lo dudo, pero creo y en esto no hay duda, que toda la colonia de borregos podrá estar de acuerdo.

¿Y Uds. que piensan?

De más está recordarles que las ratas siempre han sido un factor determinante en las grandes calamidades de la humanidad. En la edad media diezmaron a un tercio de Europa y entre 45 a 60 millones en todo el planeta. En el siglo XX a más 100 millones de borregos.

Ud. dirá si se aplica el exterminio. De Ud. depende ser libre o ser esclavo.

Pero si el corderito es de «buena camada» y no errático como el flautista de la versión criolla, démosle una oportunidad a su composición: Rechace y Modifique. Igual todo suma, pero exijamos eso sí el DO sostenido mayor y aclaremos que el primer paso es el RECHAZO el próximo 26 de abril y las reformas siempre se pueden discutir y realizar en democracia, si la mayoría del pueblo las respalda.