Home Chile Jaime Jankelevich: Una jueza amenazada, un ministro chantajeado

Jaime Jankelevich: Una jueza amenazada, un ministro chantajeado

Jaime Jankelevich: Una jueza amenazada, un ministro chantajeado

La semana que termina nos sorprendió con dos temas muy controversiales provenientes de los poderes Judicial y Legislativo. Me refiero a las sesgadas críticas a la jueza Andrea Acevedo por parte de la judicatura y al inaceptable chantaje del FA exigiendo la salida del Director de Carabineros. Comparte:

Jaime JankelevichConsultor de empresas Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa Suscribirse

La difícil situación que está viviendo la jueza del 14° Juzgado de Garantía de Santiago Andrea Acevedo es absolutamente inaceptable. Está debiendo enfrentar graves consecuencias producto de las sesgadas críticas de las que ha sido objeto, cuando se supone que las decisiones judiciales no se discuten sino que se acatan y menos que un fallo sea criticado por miembros de la propia judicatura, como ha ocurrido en este caso.

Se la critica por el fallo en que no condenó al carabinero que causó la muerte de Jorge Mora por haber cometido una acción deliberada en contra del afectado, y porque estimó que no se podía demostrar la existencia de un dolo en el hecho, calificándolo como “una conducta negligente, pero justificada” del autor, quien transportaba caballos y estaba siendo agredido inmisericordemente con artefactos contundentes y que, como cualquier ser humano consciente de un peligro inminente, intentó ponerse a salvo.

La primera reacción contraria al fallo provino de la Asociación de Magistrados, que plantearon que “no es admisible” que los jueces “utilicen prejuicios ni acudan a evaluaciones políticas, culturales o sociales personales para resolver”. Es muy curiosa esta declaración porque todos hemos sido testigos del activismo judicial y del sesgo político del que hacen gala muchos jueces, hasta en el más alto tribunal de la República.

Por poner solo un ejemplo: no hubo crítica alguna contra el sesgo político del juez Daniel Urrutia, del 7° Juzgado de Garantía de Santiago, quien declaró inadmisible una querella por incitación a la subversión contra Dauno Tótoro, dirigente del Partido de Trabajadores Revolucionarios, trotskista y candidato a diputado en 2017, quien hizo un llamado a que caiga el gobierno y a imponer una asamblea constituyente. Para el juez Urrutia, eso “se enmarcaba perfectamente en el legítimo ejercicio de la libertad de expresión”. Nada se escuchó de la Asociación de Magistrados y menos del Presidente de la Corte Suprema. Pero el actual Presidente sí lo hizo contra la jueza Acevedo. Y eso no es todo, porque el INDH presentará una queja disciplinaria «por la argumentación discriminatoria y llena de estereotipos en que fundamentó su resolución».

Lo inaceptable de toda esta situación, es que la jueza Andrea Acevedo está actualmente amenazada de muerte y con protección policial. ¿Asumirán su responsabilidad los señores del INDH, la Asociación de Magistrados, que por supuesto ahora condena el hecho, o el Presidente de la Corte Suprema, si los terroristas que la tienen amenazada logran su propósito?

El otro hecho impresentable de la semana es el chantaje que el FA le hizo al Gobierno al exigirle al ministro Blumel que le pida la renuncia al Director de Carabineros, bajo amenaza de acusarlo constitucionalmente en marzo de no hacerles caso. ¡Esto es absolutamente inadmisible! El chantaje es propio de la mafia y no se espera de miembros del Congreso Nacional. Cuando se llega a estos extremos por parte de un grupo de diputados y no se les impone sanción ética alguna en el propio parlamento, de qué nos podemos quejar cuando en la calle no existe respeto por autoridad alguna, cuando insultan groseramente a Carabineros o al propio Presidente de la República y la gente aplaude.

Ese es el resultado cuando el ejemplo de degradación moral y ética proviene de las más altas autoridades de un país, como en este caso en que al FA decidió usar el chantaje como herramienta política. Si miembros del Poder Legislativo son capaces de esto, no nos extrañemos de lo que nos está pasando como país.

Estos son los mismos que pretenden gobernar Chile. ¡Téngase presente!

Fuente: https://ellibero.cl/opinion/jaime-jankelevich-una-jueza-amenazada-un-ministro-chantajeado/

A %d blogueros les gusta esto: