Home Plebiscito 2020 ¿Donde Estarán las Pruebas del Delito?

¿Donde Estarán las Pruebas del Delito?

¿Donde Estarán las Pruebas del Delito?

La única autoridad que estuvo a la altura de las circunstancias durante el estallido delictual del año pasado, fue el director de la PDI, don Hector Espinosa. Apoyó a su gente, advirtió que usarían armas letales si eran atacados sus funcionarios o el respetable público, y le paró el carro a los desvergonzados del INDH cuando los acusaron al voleo. Dijo claramente que cuando la policía es atacada, responder al ataque no es violación a los derechos humanos. Fue tan claro y “convincente”, que la horda criminal no se ha atrevido enfrentar a los “tiras”. Es un hecho de la causa. Solo podemos felicitarlo.

Don Héctor Espinosa anunció hace meses, que estaban detrás de los criminales, y que poseían pruebas. Le creo.

Pero no todo es maravilloso. Tenemos un problema. Estamos a 16 de febrero y aun no sabemos nada. Ni siquiera comentarios. Nada de nada. La prensa seria “ desapareció” a don Héctor ¿O lo desaparacieron desde palacio? ¿Que sucedió con las pruebas? Evidentemente no puedo saberlo, sin embargo, tengo el derecho a plantear mi opinión, mas aun conociendo al señor que busca descontroladamente su estatua y a la corte de asalariados que lo secunda.

Apostaría plata, doble contra sencillo, si  temor a perder, que Sebastián y sus secuaces ya recibieron suficiente información, la que no darán a conocer. Tengo la convicción que negociaron la información a cambio de “paz social”.

Señores terroristas y comunistas, tranquilos, el gobierno no las emprenderá contra ustedes. Prefieren algo de tranquilidad y la oportunidad de mejorar en las encuestas, con ello volver a soñar con su estatua al lado de la del “Chicho”. Y nosotros, los millones de chilenos decentes que esperamos justicia y verdad, continuaremos siendo rehenes de este gobierno e cobardes, vendidos y traidores.

Señores de la segunda, tercera y cuarta línea, tranquilos, no pasa nada. Y ustedes, flaites de la primera línea, pueden continuar con sus afanes revolucionarios, no les pasará nada. En Chile no gobierna don Héctor, gobierna Sebastián.

Si antes del plebiscito de abril no vemos a los cabecillas de la organización criminal desfilando por tribunales, se confirmará lo que hoy escribo.

Sebastián, ¿apuestas diez lucas? Avísame para mandarte mi cuenta corriente…

Fuente: https://blog-de-maximo.blogspot.com/

A %d blogueros les gusta esto: