Home Chile En Primera Línea

En Primera Línea

En Primera Línea

Osvaldo Rivera Riffo
Director Fundación Voz Nacional


«Los artistas mienten para decir la verdad. Los políticos mienten para ocultarla»
Alan Moore


Foto: Patricio Mecklenburg Díaz (Metronick)e-mail: metronick@gmail.comblog: http://mecklenburg.blogspirit..com -  Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=119322

El despertar de Chile no es sólo una frase retórica, es un clamor que recorre de Arica a la Antártida y de cordillera a mar. Son las voces de un pueblo silente que poco a poco, desde un susurro de desesperación ha ido aumentando su fuerza y se fueron sumando a lo largo y ancho de nuestra tierra, convirtiéndose en un gran coro por la libertad.

Un coro que por momentos canta tristemente por la humillación que gran parte de la patria sufre, por la persecución a carabineros, por la destrucción terrorista, por las desfachatadas declaraciones de políticos y autoridades, en fin, triste porque ven caer a pedazos el Estado de Derecho y el honor y prestigio de nuestra historia.

¿El honor de nuestra historia, sabe qué significa? Le pregunto al Alcalde Alessandri, quien ratificara hace pocos días que está por la opción apruebo en el plebiscito de abril próximo.

Lo lamentable de su declaración es el adjetivo empleado para justificar su decisión. Él ha dicho que trabajará por una nueva carta fundamental porque la actual tiene un origen espurio, cuyo sinónimo es fraudulento, ilegitimo, imitado, falso.

Pues bien, voy a relatar una historia que probablemente en la competencia por hablar sandeces con su par de Las Condes ha olvidado.

El presidente del Consejo de Estado y de la Comisión Ortuzar fue nada más y nada menos que el expresidente don Jorge Alessandri Rodríguez, lo que le da al proceso un evidente respaldo histórico. Pues bien, cuando la redacción final del texto constitucional estuvo listo, el ex Presidente Alessandri visitó el Palacio de la Moneda llevando bajo el brazo la carta fundamental elaborada luego de7 años de trabajo. Lo esperaba para rendirle honores y acompañarlo a la oficina presidencial un joven oficial de ejército.

Ingresa a las oficinas presidenciales y lo recibe amablemente el Presidente Augusto Pinochet. En ese momento don Jorge dice lo siguiente «Aquí le traigo General la mejor Constitución que ha tenido Chile»…Pinochet sorprendido le replica…. «¿porque dice don Jorge, que es la mejor Constitución que ha tenido Chile?».

Don Jorge responde sonriente: «¡Porque la hice yo!».

Si, en los últimos 50 años anteriores a 1980 Alessandri fue un protagonista indiscutido de la vida política de este país y sabía muy bien lo que estaba diciendo al indicar de un modo personal que él la había hecho.

Por eso don Felipe su afirmación no sólo es antojadiza, sino que además es grosera con la historia y con el respeto que debiera rendirle al apellido que lleva.

Se preguntaran como puedo saber de este dialogo,…bueno en aquella época también había jóvenes con otro espíritu y con mirada de grandeza por Chile, que también estábamos en la primera línea, pero en la primera línea por la reconstrucción de Chile y de ahí que en confianza esta historia me la relatara el propio Presidente Pinochet, al revisar unas fotos en que Alessandri hacía su ingreso al palacio presidencial.

Pero sigamos, el orden político de la época permitió que el Presidente Pinochet nombrara alcalde de Santiago a Gustavo Alessandri Valdés, padre del actual alcalde y por lo tanto, de acuerdo a la lógica del actual edil,  también, espurio en su origen.

De más esta decir que hasta 1991 el alcalde de Santiago era designado por el Presidente de la Republica y sólo a partir de esa fecha se eligen por votación directa. Primero el concejal más votado y luego directamente.

Por eso canta Chile con un clamor atronador: ya no quiere oír voces disonantes que emporcan el ambiente y desunen a los chilenos, sembrando odio y rencor.

Si revisamos con tranquilidad la historia, salvo la de 1980 no existió ninguna de las 10 constituciones anteriores, que no fuesen producto de intereses políticos mezquinos que trajeron como consecuencia en algunos casos miseria, horror y muerte.

Sólo la Constitución de 1833 que tuvo una vigencia de 90 años y que permitió un gran desarrollo económico y con la que se enfrentó la Guerra del Pacifico, pero que terminó con la crisis de 1891 que trajo como consecuencia una guerra civil sangrienta (10 mil muertos, cuando solo éramos 3 millones de habitantes) creando una inestabilidad política por varias décadas y que termina con el derrocamiento de Arturo Alessandri y la Constitución de 1925, la cual nos rigió por 50 años, terminando también con una profunda crisis en 1973, luego de décadas de politiquería y demagogia.

Y fue en esa crisis política, la más severa y profunda con la cual el comunismo pretendió entronizarse en nuestra patria, siendo derrotado por la sociedad civil quien llamo a las FFAA y de Orden a poner a Chile nuevamente sobre ruedas y caminar hacia un futuro con esperanzas. Así es que nace la Constitución de 1980 que nos rige ya por 40 años y que nos ha permitido ser un país estable, respetado a nivel global y con potencialidades claras de salir del subdesarrollo, siendo ejemplo en nuestro continente.

Pero nuevamente nuestro país cae en manos de los políticos, los mismos que nos sumieron en la tragedia de hace 47 años y nos enfrentamos  a un nuevo referéndum para cambiar la mejor Constitución que hemos tenido.

La diferencia sin embargo ahora es clara:

¿Quiere usted un modelo de sociedad basado en la libertad, en la que pueda ser dueño de su propio destino?

¿O quiere un modelo de sociedad socialista en que el Estado es dueño de su destino?

La opción es así de clara, lo demás son eufemismos o como dicen en el campo cuchufletas para dorar la píldora.

No se equivoque, ¡vote rechazo y salve su libertad!!!

«Los políticos, siempre hacen lo mismo: prometen construir un puente aunque no haya rio «
Nikita Jruschov

A %d blogueros les gusta esto: