MIT se deslinda de falso informe que desmiente fraude de Evo Morales

Desde Nicolás Maduro hasta Manuel Zelaya aplaudieron el informe.

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) se deslindó del informe donde se afirma que en Bolivia no hubo fraude electoral. El organismo señaló que el documento habría sido redactado por dos de sus empleados. Estos fueron contratados por una institución que estaría vinculada al chavismo.

El MIT envió una carta a la Embajada de Bolivia en Estados Unidos para desmentir el haber emitido el documento del cual la izquierda latinoamericana se vanaglorió. Desde Nicolás Maduro hasta Manuel Zelaya aplaudieron el informe.

«Con la libertad académica como principio, los investigadores son libres de publicar y expresar sus opiniones a título personal», sostiene la carta. Además, la misiva afirma que eso no necesariamente refleja la posición del MIT, por lo que pide sea atribuido al CERP.

Asimismo, el organismo hace referencia a un informe publicado en The Washington Post redactado por John Curiel y Jack Williams, donde se afirma que supuestamente Morales no realizó fraude electoral. «Como especialistas en integridad electoral, encontramos que la evidencia estadística no respalda el reclamo de fraude en las elecciones de octubre en Bolivia», sentenciaron.

Estas afirmaciones contradicen el reporte de la misión electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), que concluyó que hubo “manipulación dolosa” en los comicios generales del 20 de octubre y señaló la imposibilidad de validar los resultados.

La OEA se ha visto obligada a aclarar que el informe emitido por los dos especialistas del MIT contratados por el CERP  “contiene múltiples falsedades, inexactitudes y omisiones”, y subrayó que los resultados de la misión del organismo “demuestran inequívocamente que hubo ‘manipulación intencional’ de las elecciones”.

En el CERP trabaja como “analista principal de políticas” Guillaume Long, quien fue canciller de Rafael Correa, expresidente de Ecuador y aliado ideológico de Morales.

El lobista de Maduro que impulsó el informe chavista

Un reportaje del diario La Nación reseñó que el economista Mark Weisbrot es el «autor intelectual» del falso informe. Se trata de un lobista que también ha abogado por Maduro en Estados Unidos y que fue «agente de la revolución» de Hugo Chávez.

Weisbrot es codirector del Center for Economic and Policy Research (CEPR) y habría sido quien ideó el informe que se publicó en el blog The Monkey Cage, alojado en la web de The Washington Post.

«Weisbrot pagó por un estudio que demostrase de alguna manera su propia tesis desde noviembre pasado, la misma que Nicolás Maduro convirtió en una bandera: La OEA ha engañado terriblemente a los medios y al público sobre lo ocurrido en las elecciones en Bolivia. Esto ha generado una gran desconfianza en el proceso electoral y en los resultados», señala La Nación.

A %d blogueros les gusta esto: