Anuncios

Pedro Sánchez, el impostor de España

A la fecha, el pueblo español está siendo gobernado por socialistas y comunistas

Por María Herrera Mellado y Antonio Moreno Ruiz

Advierte el rapero cubano y defensor de los derechos humanos Michael Marichal, una de las voces más influyentes del exilio cubano en Miami, que el presidente español Pedro Sánchez “está haciendo como Castro en el 59, negó mil veces que era comunista, dijo que la libertad de expresión era enemiga de las dictaduras, y cuando se atornilló en el poder confesó ser comunista y eliminó la libertad de prensa. España debería pedir que renuncie ya”.

Con muy buen tino, Marichal ha trazado un paralelismo totalmente justificado entre el difunto dictador cubano y el actual presidente de España, puesto que Pedro Sánchez, desde antes de llegar al poder les ha mentido descaradamente en innumerables ocasiones a todos y cada uno de los medios de comunicación, para, una vez en el gobierno, apresurarse a hacer justamente lo contrario de lo que decía y prometía a sus votantes, estafando tal y como en su día hiciera Fidel Castro al pueblo cubano, y años más tarde haría su discípulo y dictador venezolano Hugo Chávez.

A través de su cuenta de Twitter, el vídeo expuesto por Marichal nos recuerda que Pedro Sánchez dijo cosas como:

-“Con Bildu (brazo político de la banda terrorista ETA) no vamos a pactar”.

-“Con (Pablo) Iglesias a ningún lado”.

-“No voy a permitir que la gobernabilidad de España descanse en partidos independentistas”.

-“España no se merece el cambio que está proponiendo Podemos… Con (Pablo) Iglesias como vicepresidente controlando el CNI (Centro Nacional de Inteligencia), con el apoyo directo o indirecto de los independentistas”.

-“El señor Iglesias defiende que hay presos políticos en España y yo no puedo aceptar eso”.

-“Ni antes ni después el Partido Socialista va a pactar con el populismo. El final del populismo es la Venezuela de Chávez, la pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia”.

Y como también recuerda el vídeo, Sánchez decía que si fuera presidente del gobierno, no podría dormir tranquilo si estuviera cerca del entorno de Podemos.

Pues bien, a la fecha, el pueblo español está siendo gobernado por socialistas y comunistas, Pablo Iglesias está ya con un pie en el Centro Nacional de Inteligencia y los separatistas/filoterroristas son pieza clave como parte del pacto gubernamental.

Ni qué decir tiene que la escalada al poder de Sánchez, gracias a una moción de censura (revocatoria en Hispanoamérica) que se la puso en bandeja el PP, tampoco se habría producido sin la complicidad de los demás miembros del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que aún a sabiendas de las ansias de poder de Sánchez, su carencia de ética y principios, fueron incapaces de votar en su contra tanto en las penúltimas elecciones, en las que no pudo formar gobierno, como en estas últimas en las que negoció con los grandes enemigos de España.

En tiempos de coronavirus, mientras España se debate entre la vida y la muerte luchando contra esta terrible pandemia originada en China, que se ha llevado por delante más de 29 000 almas, cada semana escuchamos atónitos una nueva saga de mentiras desde la tribuna de oradores. No obstante, miles de españoles no están dispuestos a aguantar más ni las mentiras del presidente ni sus desprecios a la unidad de la nación y como advertencia, ya en las últimas elecciones, más de 300 000 votantes que habían optado tradicionalmente por la izquierda, acabaron votando por el partido conservador Vox.

Sin embargo, para contener el más que previsible aumento en el trasvase de votos en unas futuras elecciones, al Gobierno no se le ocurre otra cosa que anunciar que perseguirá y tomará represalias contra aquellos ciudadanos y medios de comunicación que se atrevan a compartir noticias “falsas”. Pues bien, hoy mismo nos despertamos con otra noticia publicada en el periódico ABC que deja a Sánchez al descubierto, ya que se ha procedido a investigar lo que dijo este martes en el Congreso y resulta que no hay rastro del supuesto estudio de la prestigiosa Universidad Johns Hopkins de EE. UU., que según él situaba a España como el quinto país del mundo con mayor número de tests realizados;  o que España se encuentre entre los diez primeros países en la OCDE por el mismo motivo.

Por todo ello, nuestra conclusión es clara, en medio de esta pandemia, agravada por un desplome histórico de la economía y una crisis política sin precedentes, ya no son solo los españoles  quienes están denunciando sobre el peligro que supone la continuidad de este Gobierno. Millones de hispanos alrededor del mundo siguen de cerca todas las noticias de nuestro país, escuchan atentos las declaraciones del presidente y como Marichal no dudan en tildar a Sánchez como lo que está demostrando ser: un verdadero impostor. Por todo ello, el pueblo español debería pedir sin dilación la renuncia en bloque del Gobierno. De hecho, la semana pasada en Twitter un trending topic fue #PedroSánchezDimisión.

A %d blogueros les gusta esto: