Hernán el bueno

Desde Esfera Pública nos explican como la renuncia de Hernán Larraín a la presidencia de Evópoli merece una lectura adecuada. El marco de comprensión ha de ser aquél que nos remite a la dimensión simbólica de la política. Aquí profundizamos en el significado de su decisión.

A %d blogueros les gusta esto: