Si yo fuera Baradit

Es comprensible el enojo que pueda existir por la presencia de Baradit en la Convención Constituyente. Pero de la comprensión no podemos pasar a la justificación de actos que no se ajustan al respeto por la democracia. En esta columna intento explicar por qué las funas son prácticas fascistas que solo sirven al triunfo de la izquierda.

A %d blogueros les gusta esto: